lunes, 3 de abril de 2017

LAS OPORTUNIDADES DEL BREXIT PARA MADRID


Misiva a la Presidenta de la Comunidad de Madrid

Sra. Presidenta:
Ahora que con el #Brexit,  el inglés va camino de dejar de ser lengua oficial en el seno de la #UE, #Madrid puede erigirse en un polo de atracción para:

- operadores globales y cosmopolitas de la city
- enamorar a muchas empresas británicas y directivos que renieguen del "Imperio"
- la desunión del Reino Unido desviará los vientos huracanados y atraeremos la brisa del canal de 
  la Mancha
- la transparencia y la buena fe anglicanas podrán instalarse en las paredes de la picaresca 
  apostólica romana
- la habilidad "British" por hacer negocios a enseñar a las macro-pymes que presumen de no tener 
  jefe pero no levantan nunca cabeza
- la conciencia inglesa por cuidar los coches y mantener las reglas de cortesía en el tráfico por los 
  repetidos "besitos" en los aparcamientos y la fuga fugaz sin tarjeta de visita;
- la austeridad en la conciliación familiar y racionalidad de horarios con alta eficiencia laboral por 
  las jornadas interminables y las guarderías que cierran casi a la hora del telediario
- los "breaks" en el "lunch time" por enseñar a Jimy cómo se darse un banquete con un buen 
  cocido en pleno estío para elevar la concentración en la última reunión del día,
- el pensamiento liberal de que todo el mundo es bueno y merece la confianza al pensamiento del   
  "pringao" por caer como un chino,
- y "last but not least", la estampita de la reina soberana de la Señora Commonwealth por los 
  conjuros genocidas en las tierras de ultramar con la "visage" de un Lenin post-moderno.

Mi querida Presidenta. Estamos convencidos que Madrid puede hacer una buena gestión. Y convertirla en la nueva city de Europa. Nuestra moral (podemita) seguro que acompañará. Cuente con nosotros. 

Siempre suyo

jueves, 19 de enero de 2017

EL DATAISMO LLEGA PARA COMPARTIR ALGORITMOS Y HACERNOS CAMBIAR DE PARADIGMAS


EL Dataísmo parece que llega para compartir algoritmos y crear una nueva especie humana que nos hará cambiar de paradigma. Como ya avanzamos en el post anterior (El Tecno-Humanismo está engendrando la Data-Religión), la nueva religión o Data-ísmo está basado en el simple valor de los datos y algoritmos. El Dataísmo, que dominará el mundo en unas cuantas décadas,  está mutando hacia una nueva religión cuyo valor supremo es "el flujo de información".

Hay quienes piensan dentro del dataísmo que los humanos somos merecidamente los instrumentos de creación del internet de las cosas (IoT) que englobará la totalidad del universo. El sistema cósmico de procesamiento de datos podría erigirse en el nuevo paradigma terrenal. El dataísmo tenderá a conectar todo con todos y viceversa, puesto que somos algoritmos al igual que las cosas. La diferencia  con la especie animal respecto a los sentimientos, emociones, etc también son medibles en términos de algoritmos. Nuestra ventaja radica en que sabremos usar mejor los algoritmos que el resto de los animales.

El dataísmo, al igual como hasta el presente defendía el Humanismo por su parte, también contiene su vertiente "misionaria". Aspira a compartir todos esos datos y algoritmos con todos en la red sin excepción y clases creando así -por primera vez desde la Revolución Francesa de 1789 (cuyos principios hemos asumido toda la humanidad: Libertad, Igualdad y Fraternidad )- un nuevo valor humanitario: el de la libertad de información (nada que ver con la libertad de expresión).

Esta  libertad de información se resume en el principio de que la humanidad a medida que vaya generando datos y algoritmos se tendrían que compartir en abierto en las redes para que toda la humanidad pueda beneficiarse y aprovecharlos por el bien de la especie. Este paradigma nos hará cambiar nuestra percepción (capitalista) del algunos preceptos, como: el consumo,  la propiedad privada y hasta incluso nuestra concepción cristiana de  Dios (que castiga al malo y premia la bueno). La renuncia a la privacidad individual de forma voluntaria nos abre supuestamente la posibilidad de experimentar una mayor concepción de la solidaridad entre el prójimo por medio del hecho de compartir  datos con el resto.

Al igual que el  capitalismo que sobreentiende la existencia de una  mano invisible que regula las leyes del libre mercado, en el Dataísmo parece que se impone  la mano invisible del flujo de datos. Formando parte de un conjunto más grande que lo comparte todo, obtendremos mejores ventajas que en el hasta ahora principio de la privacidad de una parte propia más pequeña. Frente a las experiencias individuales se nos abre las ventajas de la experiencia colectiva compartida a disposición de todos.


El Dataísmo, que seguro irrumpe pronto en el reno de las ideas, del pensamiento, de la política, de la economía, pero también de la ética y moral, así como de las relaciones internacionales de los estados, nos está dando ya si acaso una moraleja: redefínete, vuélvete transparente y comparte tus datos. Los algoritmos parecen que mandarán en el planeta tecno-humano que nos resistimos a aceptar.

lunes, 16 de enero de 2017

EL TECNO-HUMANISMO ESTA ENGENDRANDO LA DATA-RELIGION

Con el avance de las nuevas tecnologías y su incidencia en todas las disciplinas humanas y científicas, la humanidad camina hacia la  II Revolución Cognitiva en los próximos años en el planeta. Esta se va a caracterizar por abrir horizontes ocultos: el descubrimiento de estados mentales desconocidos y hasta incluso rozar la inmortalidad.

El Tecno-Humanismo en el que nos hemos embarcado va a dar origen a una nueva religión: la Data-Religión que poco a poco irá sustituyendo las creencias del pasado, a causa del masivo uso de  algoritmos, el BigData, y la investigación de los genes en la bio-fármaco-genética y otros avances científicos de los campos en la inteligencia artificial (IA) y  los cascos electrónicos.

Para ciertos gurús,  no será tampoco nada iluso imaginar que la medicina pase del tratamiento de enfermedades humanas clásicas a  tratar focalmente las fortalezas del paciente  a través del positivismo mental.
El autor de "Homo Deus", Yuval Noah Harari, un profesor de la Universidad de Oxford y Jerusalém, es uno de los pocos pensadores que afirman que la humanidad camina hacia el Dataísmo, una teoría nueva que evaluará y procesará la gran cantidad de datos que generaremos si logramos conectar y cerrar el círculo entre todas las disciplinas: desde la literatura y musicología pasando por la economía y la biología.

Según Harari, cualquier organismo,  bacteria, especie vegetal y animal, comunidad de vecinos  o incluso modelo económico están compuestos por un gran cúmulo de algoritmos.  La clave está en interpretar sus datos, pero no en competencia entre sí sino interrelacionándolos con el resto, permitiendo así que  redunden en la toma de decisiones, en el progreso de la humanidad y en hasta (casi) alcanzar la inmortalidad de la especie humana. Otros como Steve Lohr, autor de "Data-ism", afirma que Silicon-Valley es el mejor ejemplo de incubadora de datos pues cuenta con un gran potencial para resolver los problemas emergentes del futuro.


Durante las próximas décadas asistiremos a nuevas revoluciones basadas en internet que condicionarán las nuevas políticas y el poder de voto de los electores. Las nuevas estructuras democráticas  se crearán a partir de la imposibilidad actual de procesar tal cúmulo de datos relevantes (no sólo de la biología y la cibernética)  y incapacidad de formarnos una opinión pertinente. Las consecuencias lógicas sobre las sociedades modernas y los modelos de convivencia en libertad no se harán esperar. La clase política, si no pone remedio a la situación,  ahondará en el riesgo de limitarse a gestionar un país (sus presupuestos) en vez  de liderar un proyecto de futuro (tal y como estamos asistiendo hoy en día en no pocos países occidentales de la UE, entre ellos España). La Democracia y la tecno-humanidad en general deberán asumir cuanto antes dicho reto. Está en riesgo la supervivencia de la humanidad como especie.


viernes, 18 de noviembre de 2016

LA INTELIGENCIA DIGITAL Y EL BIGDATA DAN EL TRIUNFO ELECTORAL POR VEZ PRIMERA

La actualidad nos demuestra que para "vencer" no se trata de estar en los medios (online / offline)  sino de emplear la inteligencia digital. Es decir,  saber interpretar los BigData para obtener el voto de confianza del público, en este caso de los electores a través de la predicción del voto (Get Out the Vote), como hemos tenido ocasión de constatar en las últimas elecciones presidenciales de EEUU. 

El triunfo de Donald Trump nos ha de llevar a reconocer que a diferencia de las últimas presidenciales de Barak Obama que arrasó las redes sociales con el lema "Yes, We Can" o en otras muchas citas electorales en el mundo, hoy en día por vez primera se ha impuesto la estrategia del análisis de datos BigData y la compra de medios o espacios publicitarios allí donde hace falta reforzar la presencia mediática del candidato.


Resulta fácil predecir por consiguiente que el análisis predictivo de datos , ya sea para unas elecciones (o para el lanzamiento de una marca como alternativa), va a requerir disponer de todo un equipo humano competente en inteligencia digital capaz de leer entrelíneas y saber interpretar datos allá donde nunca se ha auscultado. La potencialidad de los datos requiere análisis, análisis y análisis y cada vez menos intuición, para tomar las decisiones acertadas y anticiparse a la realidad. Este podría ser una sucinta interpretación del jefe de la campaña electoral del presidente electo Trump, Brad Parscale, quien pasará a la histori por haber sido uno de los personajes más predictivos en unas de las elecciones más polémicas en el mundo. Este gurú del marketing online ha permitido que el no menos polémico magnate de las finanzas norteamericano saliera invicto de las últimas elecciones presidenciales en el hoy por hoy país más poderoso del planeta. 




Algún mérito hemos de reconocerle a Parscale y admitir la potencialidad de la inteligencia artificial que aquí en Europa se echa en falta (tal y como por cierto bien apuntaba hace más de un año Ignacio Sánchez-León en su obra titulada "EL IDIOMA DIGITAL:de la digitalización de la economía al Made-in-Spain-Digital" en su capítulo dedicado justamente a la "Inteligencia Digital" o la sugerencia de crear en el seno de las empresas españolas una especie de "Consejo Asesor Digital Externo" para favorecer la transformación digital)


sábado, 24 de septiembre de 2016

A CUENTA DE LA ENSEÑANZA DUAL

Algunas consideraciones sobre la enseñanza dual

A) La Formación Profesional (FP) Dual es un gran invento de países centro-europeos, y sin duda puede ser una panacea al bajo nivel de capacitación juvenil en España. No obstante, no basta tampoco con que todo tipo de empresas (pymes, Ibex, etc) copien el modelo teórico de la FP Dual. También deberían vigilar a mi modo de ver:

1- Los contenidos teóricos y prácticos que se imparten, tanto en los centros lectivos como en las empresas

2- La figura del tutor/mentor(es) dentro de cada empresa y /o área donde vaya a realizar sus horas de prácticas el joven estudiante. Se da el caso de la inexistencia del mismo y del trato del estudiante dual como simple becario para hacer labores menores (fotocopias, arreglos de archivos, cafe para el jefe, etc). En no pocos casos se busca solo cumplir expediente. Y este no es el sentido.

3- El éxito de la FP Dual en España depende al final de que las empresas que se adhieran a dicho programa formativo, realmente formen y cualifiquen a sus futuros trabajadores y este punto pasa también por interiorizar dicha responsabilidad en el seno de las compañías hasta el más mínimo detalle. Nota: formar no es sinónimo de cualificar. Formar tal vez formen todas, pero otra cosa es cualificar.

B) De la misma manera que la FP Dual puede impulsar la cualificación de los jóvenes en el aprendizaje de un oficio/profesión teniendo en cuenta las demandas/necesidades del mercado laboral y sus empresas, de la misma manera debería apostarse igualmente por la FORMACION SUPERIOR UNIVERSITARIA DUAL.

1-No tiene ningún sentido que aún hoy en día existan carreras sin a penas perspectivas laborales. (se podrían mencionar muchas). Hemos de pasar del "nice to have" al "must to have".  Tampoco tiene sentido que se prime la cantidad que la calidad.

2- No tiene ningún sentido/ni futuro  que hayamos creado más universidades que aeropuertos en prácticamente en todas las ciudades españolas, devaluando la enseñanza superior desde el punto de vista humanista, aunque satisfecho la proximidad para contentar aparentemente a ciertos padres de familia y electores en vez de cualificar al futuro profesional en el mercado laboral. Actualmente existen 83 universidades en toda España distribuidas además en 356 campus (presenciales y no presenciales) y más de 1.042 centros universitarios (escuelas y facultades) en todo el territorio. Sólo Madrid cuenta con 15 universidades y 161 centros propios y adscritos . Catalunya y Andalucia 11 universidades respectivamente, etc

 3- NO tiene ningún sentido /ni futuro que se licencien o gradúen los jóvenes en gran número de carreras (ciencias y letras) sin obligárseles a dominar al menos un idioma extranjero: español, inglés, etc

4- No tiene ningún sentido/ni futuro que también se gradúen aún sin un plan obligatorio de prácticas en empresa, porque la universidad vive de espaldas a la realidad y reniega del binomio "empresa-universidad"

5- No tiene ningún sentido/ni futuro que muchos graduados salgan de las aulas universitarias sin haber pisado una empresa de su sector para familiarizarse con su futuro laboral.

6.- No tiene ningún sentido/ni futuro que las empresas posteriormente tengan que formar por su parte a los jóvenes recién graduados antes de formalizar una relación laboral durante un tiempo indeterminado.

7- Por tanto, No tiene ningún sentido/ni futuro que aún no se haya institucionalizado la universidad dual, es decir la combinación en los planes de estudios obligatorios entre materias teóricas y prácticas en el mundo de la empresa y se reconozcan éstos últimos oficialmente como créditos

8- No tiene ningún sentido/ni futuro que los profesores/docentes de la universidad pública en su gran mayoría sean funcionarios de carrera que jamás han pasado por el mundo de la empresa privada ni tienen por qué saber cómo funciona por dentro. ¿Qué realidad laboral y transferencia tecnológica están transmitiendo a los futuros cuadros españoles ?.  Tampoco se puede admitir que los estudiantes no evalúen a sus docentes y pueda darse el caso de verdaderos ineptos que se escaquear de sus tareas docentes o investigadoras sin rendir cuentas y lo que es peor, sigan cobrando el erario público por tareas/publicaciones altamente teóricas sin ninguna utilidad desde el punto de vista de la productividad de la economía española.

9- Sería aconsejable que haya cuotas (tan de moda para las mujeres) también para docentes e investigadores en las universidades públicas procedentes del mundo de la empresa que impartan además materias y contenidos demandados por la empresa, alejándonos así de la excesiva TEORIA académica sin utilidad laboral.

10- Por último, algo estaremos haciendo mal cuando no existe ninguna universidad pública española entre las 150 mejores del mundo. La reforma de la enseñanza superior es otra de las muchas reformas que necesita este país pero que nadie se atreve a plantear y mucho menos a llevar a cabo en el sentido de los puntos anteriores. La Universidad dual, bien podrían ser un buen paso adelante del que futuras generaciones y el PIB nos lo agradecerá.

miércoles, 22 de junio de 2016

LA ODISEA DE LA e-ADMINISTRACIÓN ESPAÑOLA: UN EJEMPLO LA RENTA 2015

En plazo de la presentación de la Renta 2015, resulta que han desaparecido los impresos. Bien podemos pensar. Ahora se tramita todo digitalmente. Pero ah, amigo. Ahí empieza la odisea. Nos creemos que por transvasar a internet ciertos trámites todo está hecho. Curiosamente funciona a las mil maravillas en banca, pero no tanto en algunas administraciones como Hacienda o la Seguridad Social. De entrada, has de contar, para supuestamente agilizar los pasos al igual que para otras ventanillas, con la firma electrónica. En caso contrario has de solicitarla, obligándote a personarte en alguna dependencia (policía, administración del estado, etc) para verificar tu identidad y obtener o verificar la clave de acceso (password). Sin embargo una vez hecho ese desplazamiento, regresas a tu punto de trabajo con la esperanza de empezar a tramitar tu expediente. Sin embargo, que no se te ocurra cambiar de ordenador porque  dejarían de funcionar las claves concedidas o validadas (sólo para un solo PC) y vuelta a empezar.


 

Otro momento de gloria para acceder a determinados expedientes administrativos personales e intransferibles pasa por demandar la Clave PIN. Suena muy bien que el avance digital por fin haya llegado al arcaico funcionariado. La realidad es bien otra. Solicitar la clave PIN te obliga a hacerlo de un PC determinado y no cambiar del mismo. Sin embargo la experiencia demuestra que no puede ser un PC cualquiera: a tanto no llegan. Ha de ser viejo, cuanto más mejor, aunque esté en riesgo la vulnerabilidad de tu sistema. Si es de entorno Mac o con un sistema operativo propio de Apple (el declarante /contribuyente no tiene derecho, según la administración a trabajar con un ordenador de ese entorno), o navegador tipo Safari, Opera, etc te lo rechaza porque no está preparado el servidor público para tanta modernidad. La primera en la frente. La segunda es que has de hacerlo desde un PC con entorno Windows. Perfecto para aquellos que por cuestiones de seguridad hayan optado por migrar al Windows 10. Pues malo, porque el sistema de la administración no está al día (update) tampoco con lo último del mercado que te meten por la publicidad. Bueno, dices, probaré con un PC windows de desecho y vulnerable desde el punto de vista de seguridad de datos y virus como quien dice, con windows 8.1. Pues tampoco funciona. Ha de ser con versión anterior y a ser posible con un navegador tipo Explorer (como luego te confiesan) porque cualquier otro que el usuario a día de hoy emplea provoca otro error. Tras cabrearte y acordarte de todos los santos informáticos de la señora Administración, no te queda más remedio que llamar a un número de teléfono que nadie responde o siempre da ocupado. Otra opción: llamar a un 901 (de pago) que después de interminable espera, logras que finalmente un operario se digne a darte una solución a los (cuantiosos) errores.  Lo malo es que no parecen de esta galaxia, porque no entienden que no te funcione. Después de varios intentos, alguno  te explica que algunos de esos programas y diseños informáticos de la administración sólo operan con versiones no tan modernas. Siempre había pensado que eran los usuarios los que no se ponían al día. Resulta que es al contrario. Desistes en el intento y vuelves a llamar a otro operario confiando que esté más puesto, pero el resultado es siempre el mismo: error. Cada vez que hablas con uno de esos agentes telefónicos, cada cual tiene una explicación distinta de los errores para la clave PIN. El plazo transcurre  y tú acongojado de no llegar a tiempo porque en la España digital de la administración analógica versión punto cero el plazo para la presentación de la denominada "Renta Web " (encima con sorna) finaliza hoy o podría finalizar hoy.

Intentas acceder a través de otra variante: solicitando un "Número de Referencia" que te llega al móvil. Parece simple hasta que por SMS llega el mensajito. El fallo está, como me ha ocurrido, vincular la referencia con un móvil que previamente has utilizado para otro expediente distinto. Se conoce que se produce un acoplamiento y un mismo declarante en nombre de varios sujetos pasivos  puede tener serias dificultades para cumplir sus datos personales sin error.
No sé cómo pero cuando por milagro terminas no sabes cómo por acceder a crear tu archivo con el expediente del declarante, vuelve a aparecer otro error. Tienes que actualizar algún programa como el Java, amén de determinados plugins, drivers y otras hierbas a los que están superfamiliarizado -como todo el mundo confirmará- los contribuyentes españoles, todos ellos expertos en informática de usuario, no en programadores de Linux.

¿Se imaginan lo que a un ciudadano/contribuyente del rural se le pueda pasar por la cabeza sin windows, PCs modernos, o con entorno Mac, sin Javas plugins y otros condimentos y  a duras penas al día con una tecnología que por un lado te venden como futurista pero que cuando topas con la administración ésta emplea aún  software propio de años de María Castaña ??

Sólo te queda el consuelo de acudir por obligación al gestor de turno (previo pago de sus honorarios) para solventar unos trámites que supone cualquier mortal (urbano y rural) debería poder realizarlo sin ayuda de la NASA. Y rezar para que todos tus datos introducidos por el gestor sean correctos, porque cualquier mínima desviación de la realidad que obre en poder de Hacienda /Administración del Estado no conlleven la incoación de un expediente sancionar y la correspondiente multa. 

Esto es Españ@ en la presumida Administración digital. Aunque de digital nada, analógico pero versión 0.1

jueves, 9 de junio de 2016

EUROPA, DESPIERTA: EL SORPASSO A LA DEMOCRACIA DIGITAL

La crisis económica y del capitalismo renano (social de mercado), el paro, la corrupción galopante, la politización de los tres poderes, la impunidad y la in-justicia con causas que demoran hasta más de un  decenio, junto a la falta de consensos generales (dentro y fuera de la burocrática Europa), de valores morales y éticos, así como la excesiva bunkerización de ciertos intereses políticos por encima de los más elementales de la sociedad civil, han logrado un hecho que pocos desean admitir: el desencanto de las democracias  occidentales hasta niveles propios de la República de Weimar, amenazando el ascenso de Trump en EEUU, así como de los populismos y nacionalismos que alientan el Brexit y el Euroxit.

 En tan solo una generación, Europa (y España en particular) por su falta de coherencia, firmeza, autoridad, compromiso y dejadez moral han hecho de los valores   un campo de batalla donde todo vale. Por suerte que vivimos en el seno de la UE y la OTAN porque nunca tanto, hasta donde llega la memoria, podríamos estar "peor" que nunca. En otros tiempos allanó la senda que permitió la llegada de Hitler, las dictaduras y las contiendas mundiales. Hoy por suerte, mantenemos ciertas libertades aunque otras son continuamente pisoteadas con absoluta impunidad sin revuelos sociales: tanto para el autor como para las víctimas. Contienda mundial aunque no lo parezca sí que padecemos, ignorando cómo gestionarla en suelo europeo, debido a los conflictos próximos en el Cáucaso, Siria, Afganistán, Iraq, Oriente Medio, la llegada masiva de refugiados inmigrantes a suelo comunitario, la amenaza yihadista, el terrorismo etc  Aún así seguimos mirando a otro lado, mientras los valores democráticos se recortan y los atropellos de los más débiles no terminan de repararse.

Hoy la amenaza no es que llegue un nuevo Hitler, en todo caso el acecho al poder democráticamente de unas fuerzas nacionalistas y/o populistas (como en España, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Holanda, Austria, Hungría, Grecia o incluso EEUU) cuyo único interés no es el respeto de las mayorías  sino la imposición de unos programas políticos que parecen catálogos de venta de artículos por correo a costa de unas clases sin cuota de pantalla. Lo grave es que los electores somos los que estamos legitimando este fenómeno sin dar el merecido escarmiento a los provocadores de tanto anti-sistema por la derecha y por la izquierda. La convivencia se torna cada vez más ardua y la clase política a lo suyo: celosa de perpetuar sus privilegios analógicos y el status quo sui géneris cada vez más alejado de la realidad de la calle.


La sangre podría correr, pero nuestros valedores de los principios democráticos seguirían a la gresca haciéndonos ver que las acciones y reacciones llevan su tiempo, sus cónclaves y plazos, mutiladas a su vez por la burocracia y consultas de expertos en la teoría de los juegos. La anafilaxia en la  toma de decisiones ha contagiado al resto de los poderes públicos, instancias, actitudes y aptitudes, hasta afectar a la enseñanza, la diplomacia, el deporte, el arte o el mismo ocio forzoso. Es lo que tiene los excesos del liberalismo, digo de la Democracia analógica, que con la globalidad y el sobrevuelo de lo Digital, aún nos cuesta repensarnos y mantener la coherencia. Interna y externa. Se acabó la excusa que  todos los malos siempre lo arreglen los mismos. La decadencia europea (y española) no pueden caer más bajos. El hecho que la democracia analógica atraviese sus peores momentos no es excusa para ignorar el sorpasso de la democracia digital. Que reclama diligencia, responsabilidad, valentía, audacia, arrojo, sí hasta compasión.