miércoles, 22 de junio de 2016

LA ODISEA DE LA e-ADMINISTRACIÓN ESPAÑOLA: UN EJEMPLO LA RENTA 2015

En plazo de la presentación de la Renta 2015, resulta que han desaparecido los impresos. Bien podemos pensar. Ahora se tramita todo digitalmente. Pero ah, amigo. Ahí empieza la odisea. Nos creemos que por transvasar a internet ciertos trámites todo está hecho. Curiosamente funciona a las mil maravillas en banca, pero no tanto en algunas administraciones como Hacienda o la Seguridad Social. De entrada, has de contar, para supuestamente agilizar los pasos al igual que para otras ventanillas, con la firma electrónica. En caso contrario has de solicitarla, obligándote a personarte en alguna dependencia (policía, administración del estado, etc) para verificar tu identidad y obtener o verificar la clave de acceso (password). Sin embargo una vez hecho ese desplazamiento, regresas a tu punto de trabajo con la esperanza de empezar a tramitar tu expediente. Sin embargo, que no se te ocurra cambiar de ordenador porque  dejarían de funcionar las claves concedidas o validadas (sólo para un solo PC) y vuelta a empezar.


 

Otro momento de gloria para acceder a determinados expedientes administrativos personales e intransferibles pasa por demandar la Clave PIN. Suena muy bien que el avance digital por fin haya llegado al arcaico funcionariado. La realidad es bien otra. Solicitar la clave PIN te obliga a hacerlo de un PC determinado y no cambiar del mismo. Sin embargo la experiencia demuestra que no puede ser un PC cualquiera: a tanto no llegan. Ha de ser viejo, cuanto más mejor, aunque esté en riesgo la vulnerabilidad de tu sistema. Si es de entorno Mac o con un sistema operativo propio de Apple (el declarante /contribuyente no tiene derecho, según la administración a trabajar con un ordenador de ese entorno), o navegador tipo Safari, Opera, etc te lo rechaza porque no está preparado el servidor público para tanta modernidad. La primera en la frente. La segunda es que has de hacerlo desde un PC con entorno Windows. Perfecto para aquellos que por cuestiones de seguridad hayan optado por migrar al Windows 10. Pues malo, porque el sistema de la administración no está al día (update) tampoco con lo último del mercado que te meten por la publicidad. Bueno, dices, probaré con un PC windows de desecho y vulnerable desde el punto de vista de seguridad de datos y virus como quien dice, con windows 8.1. Pues tampoco funciona. Ha de ser con versión anterior y a ser posible con un navegador tipo Explorer (como luego te confiesan) porque cualquier otro que el usuario a día de hoy emplea provoca otro error. Tras cabrearte y acordarte de todos los santos informáticos de la señora Administración, no te queda más remedio que llamar a un número de teléfono que nadie responde o siempre da ocupado. Otra opción: llamar a un 901 (de pago) que después de interminable espera, logras que finalmente un operario se digne a darte una solución a los (cuantiosos) errores.  Lo malo es que no parecen de esta galaxia, porque no entienden que no te funcione. Después de varios intentos, alguno  te explica que algunos de esos programas y diseños informáticos de la administración sólo operan con versiones no tan modernas. Siempre había pensado que eran los usuarios los que no se ponían al día. Resulta que es al contrario. Desistes en el intento y vuelves a llamar a otro operario confiando que esté más puesto, pero el resultado es siempre el mismo: error. Cada vez que hablas con uno de esos agentes telefónicos, cada cual tiene una explicación distinta de los errores para la clave PIN. El plazo transcurre  y tú acongojado de no llegar a tiempo porque en la España digital de la administración analógica versión punto cero el plazo para la presentación de la denominada "Renta Web " (encima con sorna) finaliza hoy o podría finalizar hoy.

Intentas acceder a través de otra variante: solicitando un "Número de Referencia" que te llega al móvil. Parece simple hasta que por SMS llega el mensajito. El fallo está, como me ha ocurrido, vincular la referencia con un móvil que previamente has utilizado para otro expediente distinto. Se conoce que se produce un acoplamiento y un mismo declarante en nombre de varios sujetos pasivos  puede tener serias dificultades para cumplir sus datos personales sin error.
No sé cómo pero cuando por milagro terminas no sabes cómo por acceder a crear tu archivo con el expediente del declarante, vuelve a aparecer otro error. Tienes que actualizar algún programa como el Java, amén de determinados plugins, drivers y otras hierbas a los que están superfamiliarizado -como todo el mundo confirmará- los contribuyentes españoles, todos ellos expertos en informática de usuario, no en programadores de Linux.

¿Se imaginan lo que a un ciudadano/contribuyente del rural se le pueda pasar por la cabeza sin windows, PCs modernos, o con entorno Mac, sin Javas plugins y otros condimentos y  a duras penas al día con una tecnología que por un lado te venden como futurista pero que cuando topas con la administración ésta emplea aún  software propio de años de María Castaña ??

Sólo te queda el consuelo de acudir por obligación al gestor de turno (previo pago de sus honorarios) para solventar unos trámites que supone cualquier mortal (urbano y rural) debería poder realizarlo sin ayuda de la NASA. Y rezar para que todos tus datos introducidos por el gestor sean correctos, porque cualquier mínima desviación de la realidad que obre en poder de Hacienda /Administración del Estado no conlleven la incoación de un expediente sancionar y la correspondiente multa. 

Esto es Españ@ en la presumida Administración digital. Aunque de digital nada, analógico pero versión 0.1

jueves, 9 de junio de 2016

EUROPA, DESPIERTA: EL SORPASSO A LA DEMOCRACIA DIGITAL

La crisis económica y del capitalismo renano (social de mercado), el paro, la corrupción galopante, la politización de los tres poderes, la impunidad y la in-justicia con causas que demoran hasta más de un  decenio, junto a la falta de consensos generales (dentro y fuera de la burocrática Europa), de valores morales y éticos, así como la excesiva bunkerización de ciertos intereses políticos por encima de los más elementales de la sociedad civil, han logrado un hecho que pocos desean admitir: el desencanto de las democracias  occidentales hasta niveles propios de la República de Weimar, amenazando el ascenso de Trump en EEUU, así como de los populismos y nacionalismos que alientan el Brexit y el Euroxit.

 En tan solo una generación, Europa (y España en particular) por su falta de coherencia, firmeza, autoridad, compromiso y dejadez moral han hecho de los valores   un campo de batalla donde todo vale. Por suerte que vivimos en el seno de la UE y la OTAN porque nunca tanto, hasta donde llega la memoria, podríamos estar "peor" que nunca. En otros tiempos allanó la senda que permitió la llegada de Hitler, las dictaduras y las contiendas mundiales. Hoy por suerte, mantenemos ciertas libertades aunque otras son continuamente pisoteadas con absoluta impunidad sin revuelos sociales: tanto para el autor como para las víctimas. Contienda mundial aunque no lo parezca sí que padecemos, ignorando cómo gestionarla en suelo europeo, debido a los conflictos próximos en el Cáucaso, Siria, Afganistán, Iraq, Oriente Medio, la llegada masiva de refugiados inmigrantes a suelo comunitario, la amenaza yihadista, el terrorismo etc  Aún así seguimos mirando a otro lado, mientras los valores democráticos se recortan y los atropellos de los más débiles no terminan de repararse.

Hoy la amenaza no es que llegue un nuevo Hitler, en todo caso el acecho al poder democráticamente de unas fuerzas nacionalistas y/o populistas (como en España, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Holanda, Austria, Hungría, Grecia o incluso EEUU) cuyo único interés no es el respeto de las mayorías  sino la imposición de unos programas políticos que parecen catálogos de venta de artículos por correo a costa de unas clases sin cuota de pantalla. Lo grave es que los electores somos los que estamos legitimando este fenómeno sin dar el merecido escarmiento a los provocadores de tanto anti-sistema por la derecha y por la izquierda. La convivencia se torna cada vez más ardua y la clase política a lo suyo: celosa de perpetuar sus privilegios analógicos y el status quo sui géneris cada vez más alejado de la realidad de la calle.


La sangre podría correr, pero nuestros valedores de los principios democráticos seguirían a la gresca haciéndonos ver que las acciones y reacciones llevan su tiempo, sus cónclaves y plazos, mutiladas a su vez por la burocracia y consultas de expertos en la teoría de los juegos. La anafilaxia en la  toma de decisiones ha contagiado al resto de los poderes públicos, instancias, actitudes y aptitudes, hasta afectar a la enseñanza, la diplomacia, el deporte, el arte o el mismo ocio forzoso. Es lo que tiene los excesos del liberalismo, digo de la Democracia analógica, que con la globalidad y el sobrevuelo de lo Digital, aún nos cuesta repensarnos y mantener la coherencia. Interna y externa. Se acabó la excusa que  todos los malos siempre lo arreglen los mismos. La decadencia europea (y española) no pueden caer más bajos. El hecho que la democracia analógica atraviese sus peores momentos no es excusa para ignorar el sorpasso de la democracia digital. Que reclama diligencia, responsabilidad, valentía, audacia, arrojo, sí hasta compasión.

miércoles, 1 de junio de 2016

EL TURISMO DIGITAL EN ESPAÑA DEMANDA PUNTOS DE RECARGA ELECTRICA ULTRARAPIDA PARA DISPOSITIVOS ELECTRONICOS

El turismo español necesita digitalizarse. Al menos ponerse al día para cubrir  la creciente demanda de puntos públicos de recarga veloz eléctrica para dispositivos electrónicos como móviles y tabletas entre otros.




Una de las quejas más habituales de los turistas en España se refieren a que una vez agotadas las pilas/baterías del dispositivo portátil resulta arduo encontrar un enchufe en la vía pública donde recargarlo. En muchas ocasiones han de acudir a sus habitaciones de hotel. Las cafeterías y espacios públicos, que cada vez más apuestan por ofrecer cobertura Wi.Fi (gratuita y/o de pago) a su clientela, no han deparado en ofertar igualmente "enchufes ultrápidos" para los mismos artilugios.

Las ciudades más turísticas de España, bien harían en idear un plan de puntos ultra-rápidos de recarga eléctricas para los dispositivos electrónicos por medio de por ejemplo farolas, marquesinas de paradas del transporte público, o incluso de #árboles #solares para urbanizar la sombra en espacios muy soleados y con altas temperaturas, al mismo tiempo que facilita los enchufes eléctricos y recortar los tiempos de recarga siguiendo así el mismo ejemplo de las estaciones solares de recarga para vehículos eléctricos.

El reto recae ahora en urbanistas, diseñadores de espacios públicos, pero también en fabricantes de farolas y/o árboles solares para facilitar y extender los puntos de recarga eléctricos ultra-rápidos para autóctonos y turistas que visiten las grandes ciudades. El #turismo #digital haría de España un interesante destino a explotar.


martes, 24 de mayo de 2016

EN LA ECONOMIA DIGITAL SE IMPONE EL e-LIDERAZGO

EL MODELO DE GESTION DEL FUTURO SIMPLIFICARÁ ESTRUCTURAS CON MODELOS PLANOS Y SIN APENAS JERARQUIAS

El fenómeno de la digitalización de la economía, junto con la globalización 
y el afianzamiento de la gobernanza, van a ser los promotores de
un nuevo cambio de paradigma en la empresa de mediados del siglo XXI. 
Se calcula que de aquí al año 2050, las empresas líderes lo serán por 
practicar un nuevo modelo de gestión digital: más plana, transparente 
y sin jerarquías que repercutirá en la implantación de un tipo de comunicación
horizontal en las organizaciones, como reflejo de los nuevos

esquemas de la sociedad imperante.




Los modelos de negocio y gestión de empresas están
abandonando los esquemas analógicos, su clasismo piramidal junto con sus estructuras jerárquicas, y en su lugar produciendo una democratización interna que pasa por la delegación creciente de funciones y por compartir la toma de decisiones en sus equipos de trabajo en plena era digital. Este fenómeno junto con la globalización, la tendencia a la urbanización de las ciudades, la masiva transformación digital, el respeto por la gobernanza, la mayor democratización de la sociedad, la presión demográfica, la conciliación familiar y la flexibilidad de la jornada laboral (tele-trabajo entre otros) hacen prever también un cambio en el modelo de gestión y en la comunicación interna de las organizaciones, emergiendo un nuevo estilo de liderazgo digital en las o e-Leadership.


Del management y la comunicación descendente clásicos actuales
parece que en los próximos 20/30 años será bastante común
modelos de gestión planos con unas pautas de gestión y 
comunicación horizontales. Esto no significa que se vaya a
devaluar la figura del “jefe” o “líder”. Todo lo contrario, éste
 será por mérito compartido y reconocido , de acuerdo a unas
competencias demostradas de gestión de equipos de
trabajo, delegación de funciones y trabajo por objetivos en
común, y no por designación a dedo como suele ser habitual
aún hoy en día en los modelos de gestión contemporáneos.
El líder de la economía digital será designado dentro del grupo, 
el más capaz, por  competencias innatas o adquiridas, pero suficientes 
para ilusionar al equipo al frente del que se encuentre, abandonando 
esquemas propios de la economía analógica. Los mercados o sectores 
(servicios, economía@ verde, industria, educación, ocio etc) 
junto con la Industria 4.0, el IoT, o el BigData no sólo no impedirán 
esta revolución, sino que lo acelerará  mutando así ese cambio en el 
modelo de gestión y de liderazgo en las empresas.

Más info en:

así como: "El nuevo e-Liderazgo: el futuro plano del management" en EL IDIOMA DIGITAL


viernes, 18 de diciembre de 2015

ESPAÑA Y SUS IMPUESTOS SE LO TIENE QUE HACER MIRAR

España es uno de los países del mundo que más impuestos (por IRPF) paga. Concretamente estamos en 4º lugar -mientras que Cataluña tiene el honor de liderar el ranking mundial junto a Suecia-. Uno se pregunta cómo es posible que con tantos impuestos nuestro nivel de prestaciones sociales a las clases desprotegidas sea tan bajo o casi inexistente. 

Alemania paga -según la misma fuente- muchos menos impuestos y sin embargo ya quisiéramos  recibir a cambio unos servicios públicos y prestaciones sociales de ensueño: mayores desgravaciones fiscales, escuelas públicas y universidades de calidad; libros de textos gratuitos, una FP dual genuina, autopistas sin peaje y sin límite de velocidad, una sanidad gratuita con unas coberturas muy superiores a la española y sin listas de espera, un solo cuerpo de seguridad de estado, apoyo de los autónomos y pymes, mejores sueldos, amén de todo un vasto abanico de ayudas sociales para sufragar, por ej.: el alquiler de viviendas, madres solteras, centros de acogida, el pago de la cuota del teléfono y de la TV/Radio, compra de comida,  de enseres domésticos y ropa, ayudas a colectivos en exclusión, mayor cobertura de desempleo y subsidio al paro, pago de traslados a entrevistas laborales y mudanzas, cobertura asistencia a los dependientes, muchos menores políticos, aeropuertos, universidades, AVES, chóferes y flota de coches oficiales, enchufados, colocados, aforados, canales de TV públicos, embajadas, menos corrupción, fraude, despilfarro público, organismos y empresas públicas,  economía sumergida, una justicia más ejemplar, menos politización de los estamentos oficiales, etc, etc...

Cuál puede ser la razón o razones en estos tiempos de campaña electoral por el #20D? En otros países anglosajones, la responsabilidad de sus gestores de la cosa pública. Las prioridades marcadas. El consenso social. En el nuestro: La religión. La falta de gestores profesionales para los caudales públicos. Con tanto catolicismo, tanta separación y corrupción en España (Cat) nos impide que lleguemos a más aunque se recaude tanto o más que los primeros de la  clase.  O en su defecto que estemos a la greña a menudo. (Recuerdan:  el y tú más?)  Algunas formaciones políticas -ahora en campaña por las elecciones del 20D de 2015- abogan por subir más los impuestos. Para qué? Para malgastar o trapichear, sin gestionar lo que recaudamos o lo que se nos escapada del fisco? ¿Tomaremos nota o seguiremos malgastando? Aparentemente dinero hay, lo que falta es voluntad y una gestión ejemplar y  responsable de los dineros públicos. Mande quien mande.


miércoles, 18 de noviembre de 2015

EUROPA, EN LA ESQUIZOSIS

La esquizosis europea nos lleva a llorar a los muertos, cantar La Marsellesa, manifestarnos en las calles, tocar al piano Imagine y hasta criticar cuanta decisión política se tome contra el terrorismo yihadista del #ISIS. Lo estamos viendo reiteradamente en suelo sirio, pero también en Iraq, Afganistán, Niger, Nigeria, así como más recientemente en París y otras capitales de la UE.

Y sin embargo, nos nos damos cuenta que estamos en una guerra, tal vez en una cruzada, santa o atea, pero en definitiva en una contienda sangrienta. Y esta guerra no empezó con la invasión bélica de EEUU en Irak sino mucho antes. Ya lo dicen las estadísticas pero nuevamente la esquizosis nos ciega. En el 2050 el Islám tendrá la misma cantidad de fieles que el Cristianismo. En Europa además, la población musulmana se prevé que aumente en un 63% hasta representar el 10% de los longevos europeos, según ciertos estudios.



No es la primera vez que alerto del exterminio lento de los europeos por la caída en picado de la descendencia. Pero tampoco de la invasión pacífica de la cultura musulmana en suelo europeo. Ya no sólo con la procreación numerosa de todos nuestros nuevos convencidos de credo musulmán, sino también por  aquellos reiterados edictos del #Daesh en favor de reconquistar Europa y hasta el Al-Andalus. Otra manera subliminal está incluso en la repostería. El célebre croissant es un invento otomano que apreciamos en las horas del desayuno y que representa la media luna del Islám. Parece una tontería pero entre el paulatino  exterminio de la cultura cristiana, la acelerada procreación de almas musulmanas, el consumo de  croissants y los reiterados atentados yihadistas, Europa tiene un serio problema.

A este problema se le añade  la falta de voz y consenso en materia de defensa, política exterior, de respuesta a la llegada de refugiados, de integración de población extranjera y ¡de actuación! para detener los sangrientos atentados contra inocentes.

Buscar en la raiz, está muy bien. Pero Europa se caracteriza por dormirse en la búsqueda de los orígenes y el Génesis de las cosas, tanto del bien como del mal. Y cuando alguien actúa, como estos días vemos en París al llevar a cabo bombardeos contra los rebeldes yihadistas en Siria, nos parece inadecuado porque nos compromete a todos.

En tiempos de paz Europa es tan petulante, coqueta y fatua al  presumir de unidad, pero cuando llega el momento  mojamos el papel del tratado de la Unión y de la OTAN, saliendo a relucir la variopinta variedad de intereses nacionales. Nuevamente la falta de consenso, por enésima vez, desde el conflicto en los Balcanes, Ucrania, Oriente Medio, Siria, el de los refugiados, o la crisis monetaria, Grecia, Cambio Climático o el demográfico, los nacionalismos etc pasando por los golpes del terrorismo (sea del que sea de ETA, Al-Qaeda, el yihadista) nos tambalea hasta el esperpento.  Como siempre, los frentes se agudizan y serán nuevamente EEUU, Rusia, China, etc quienes asuman la responsabilidad que eludimos.

Otra de las muchas incoherencias: vender armas a los mismos que atentan contra nuestros intereses nacionales. En otros damos el visto bueno a la entrada de aquellos capitales que financian el ISIS, procesos separatistas o incluso las mismísimas camisetas de algunos clubes de fútbol.

Me temo que sólo aquí en la vieja Europa nos hemos creído al pie de la letra eso del "pecado original" hasta las últimas consecuencias y el cristianismo europeo, embriagado en su anfibología, es incapaz de ser consecuente en sus pensamientos, verbos y obras.

La esquizosis europea nos puede salir cara, muy cara y terminar de dinamitar de una vez por todas la civilización occidental.







viernes, 10 de julio de 2015

EL S.O.S. DE LAS OFICINAS PUBLICAS DE EMPLEO

Estar en paro en España es una desgracia o un cachondeo según se mire. Como Darwin y Wild Frank uno de ha sobrevivir sólo en la selva o si lo prefieren en alta mar. ¿Cuántas oficinas de empleo existen en España? Una por cada comunidad autónoma. Y cada una de ellas parecen que no se comunican entre sí. Estar inscrito en una  agencia de empleo (antiguo INEM) te dá derecho a buscar ofertas en su propia demarcación territorial. Pero cuando das -por casualidad- con una en otra CC.AA. resulta que se te veta por no estar inscrito allí como demandante de empleo ni ser residente en esa otra Autonomía. Las incongruencias nos están saliendo caro. Más caro que una excursión de supervivencia sin rumbo fijo por el Trópico. 



Más de 30.000 millones de euros al año cuestan al erario mantener el Servicio Público de Empleo (SEPE) para tramitar las ayudas al desempleo a los millones de parados. Sólo la Agencia Catalana del Empleo (SOC) cuenta con un presupuesto anual de 325 millones de euros, de los cuales el 15%, es decir unos casi 50 millones se dedican al capítulo de gastos de personal. Todos tenemos conocidos de gente que llevan inscritos años sin que en todo ese tiempo hayan recibido ni una sola llamada de su INEM (catalán) ofreciéndoles una simple oferta de trabajo. Se supone que esa también es su función, o no? Sin embargo, los parados en España, inscritos en las oficinas de empleo, se han de buscar la vida por su cuenta, porque el ente público ni está ni se les espera. 

La privatización del SEPE tal vez podría espabilar a los funcionarios del mismo y ganar en funcionalidad más allá de tanto expediente. En otros países hay un seguimiento regular y un esfuerzo  por tramitar ofertas de empleo ajustadas a los candidatos. El binomio INEM-empresa privada en busca de candidatos es una realidad. En la España selvática, las reglas son otras. Cotizamos al Desempleo -los que pueden- para sufragar un sistema a todas luces que desangra. 

Empresas y portales privados de Trabajo son mucho más activos que el antiguo INEM,  con la ventaja que no nos cuestan dinero. Los rescates de expedicionarios se producen para salvarles de la tragedia. A los desempleados en este país por el contrario se les persiguen estadística y fiscalmente, pero se les abandona como la peste. Son los nuevos huérfanos desvalidos de un sistema de empleo público omiso que se ensaña en riguroso horario de oficina cuando olvidas respetar un plazo pero que nunca tienen salvavidas a mano. Para ello has de confiar en un velero de recreo que haga caso entre olas a las señales de socorro (S.O.S.). El funcionariado está visto que no habla idiomas ni morse.